Spacemacs ¿Editor definitivo?.

Pues, para mí, va a ser que no, aunque en mi lento retorno a estos andurriales, me he visto sorprendido por este entorno.

Lo cierto es que este verano me he encontrado con un pequeño problema ya que se me ha oxidado algo el Emacs, por falta de uso y en la búsqueda de vídeos de refresco y prueba, uno de los mayores dolores de cabeza era entender el por qué de mi lioso init.el, bien comentado pero muy desorganizado.

Al final me he encontrado con Spacemacs algo que definiría cómo un vestir de editor «moderno» a Emacs para facilitar su uso a torpes o Vimeros irredentos. El paquete me ha sorprendido, y aunque al final he descartado usarlo, y os cuento porque, creo se merece esta entrada.

[toc]

Un acercamiento a Spacemacs.

En resumidas cuentas Spacemacs se puede definir cómo una forma diferente de acercarse a Emacs, ya que se trata en realidad de una configuración muy pulida, ergonómica y consistente orientada a facilitar el aprendizaje y edición con el mismo.

Su página define, más o menos, estas ventajas de su uso:

  • Organización memotécnica: Ya que organiza los atajos de teclados bajos unos criterios que los hacen algo más sencillos de aprender.
  • Ayudas constantes: Al incluir dos posibles modos de ayuda, helm, el que estoy usando, o ivy, que presentan continuamente información exhaustiva de las opciones de que disponemos.

En decir no es más que un desarrollo de la comunidad que permite organizar diferentes modos de forma consistente sin rompernos mucho la cabeza, lo que unido a sus mejoras en la edición de textos lo hacen muy asequible, en especial en un primer acercamiento a Emacs y aunque haya desestimado su uso me ha parecido importante dejar esta entrada para recordar la experiencia.

El proceso de instalación de Spacemacs.

El proceso de instalación resulta bastante simple aunque hay algunos pequeños detalles a tener en cuenta que si no se lee con atención pueden dar algún quebradero de cabeza, así que vamos a ver los pasos.

Preparación de la fuente.

Una parte muy tonta de la instalación es disponer de la fuente Source Code Pro que utiliza el entorno.

El proceso es tan simple como descargar de Git y colocar en su sitio, o si, cómo yo, sois unos vagos irredentos podéis usar este script que encontré en algún foro de Ubuntu y me funciona sin problemas:

#!/bin/sh                 
# Userland mode (~$USER/), (~/).       
                             
# ~/.fonts is now deprecated and that       
                
#FONT_HOME=~/.fonts                 
# ~/.local/share/fonts should be used instead       
                
FONT_HOME=~/.local/share/fonts          
                
echo "installing fonts at $PWD to $FONT_HOME"                     
mkdir -p "$FONT_HOME/adobe-fonts/source-code-pro"       
                
# find "$FONT_HOME" -iname '*.ttf' -exec echo '{}' \;                     
                
(git clone \                   
   --branch release \                  
   --depth 1 \                  
   'https://github.com/adobe-fonts/source-code-pro.git' \                  
   "$FONT_HOME/adobe-fonts/source-code-pro" && \       
                
fc-cache -f -v "$FONT_HOME/adobe-fonts/source-code-pro")

El tema es tan simple que no merece mayor explicación.

Descarga e instalación.

Si lo anterior era simple lo que sigue es más de lo lo mismo, el proceso de instalación de Spacemacs, una vez resuelto lo anterior, se reduce a descargar con git la carpeta ~/.emacs.d, lo que significa que debemos hacer antes una copia si es que no la tenemos vacía y ejecutar esta simple instrucción:

git clone https://github.com/syl20bnr/spacemacs ~/.emacs.d

Primer Arranque.

Una vez realizada esta operación procedemos al primer arranque en el que debemos contestar 3 preguntas, posiblemente en otro orden:

  • Que estilo de edición preferimos vim o emcas, existiendo una tercera opción hybrid, que solo podremos usar tocando el fichero de configuración.
  • Que tipo de instalación preferimos estándar o básica
  • Que paquete de ayuda preferimos helm o ivy

Esta información se almacena en un fichero especial de configuración ~/.spacemacs que define el funcionamiento del paquete.

Este fichero puede modificarse como un fichero más pero Spacemacs facilita mucho la labor ya que podemos cargarlo mediante la combinación SPC f e d y cualquier modificación se actualiza en directo con SPC e f R.

Otra función de este fichero es definir que layers queremos tener disponibles, para lo que disponemos de la correspondiente sección.

IMPORTANTE: al definir el fichero el sistema se conectara a melpa para descargar los correspondientes paquetes. Esto es debido a que este repositorio aún no está en https por lo que de producirse el problema, hay que cerrar y vover a abrir con esta opción:

emacs --insecure

A partir de ahí recomiendo hacer el tutorial vim que resulta sencillo y da una muestra del funcionamiento del entorno, desde el punto de vista de la edición de textos.

Por qué he decidido no utilizarlo.

A pesar de que no me ha disgustado, e incluso debo decir que me ha encantado desde el punto de apariencia, en especial su clarísima línea de estado, he decidido no seguir adelante, fundamentalmente por un tema de conocimiento.

Ciertamente todo lo que implementa Spacemacs son configuraciones muy trabajadas con lo que se pueden aprender y conocer, pero mi sensación era ir perdido y siempre que me pierdo en Emacs hay un serio problema se te has alejado de una instalación básica, ya que sus posibilidades de configuración son tan infinitas que es difícil haya dos iguales, además yo no le veo tanta dificultad a los atajos de nuestra joya, si lo usas habitualmente, por lo que teniendo en cuenta que además:

Junto a la comunidad del Software libre que voy conociendo, aprender Emacs es la parte más satisfactoria de este pequeño Blog

Quijote Libre

Todo ello me ha llevado a retomar el camino de Emacs a pelo, comenzando en blanco e incorporando poco a poco mi antiguo init.el según lo voy repasando.

Por último y por si alguno quiere profundizar os dejo algunos importantes enlaces:

Un saludo a todos y gracias por la paciencia de llegar hasta aquí 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *